«La grave situación que vive Esmasa es reflejo de la realidad de los siete años de gobierno de despropósitos del Gobierno de David Pérez»

«La grave situación que vive Esmasa es reflejo de la realidad de los siete años de gobierno de despropósitos del Gobierno de David Pérez»

«La grave situación que vive Esmasa es reflejo de la realidad de los siete años de gobierno de despropósitos del Gobierno de David Pérez»

  • El PSOE vota en contra de la compra de unos camiones al comprobar que no existe certificado de existencia de crédito para esta compra
  • Si el Gobierno del PP no efectuara la transferencia necesaria para ello se generaría una situación de quiebra que permitiría al PP la declaración de concurso de acreedores de Esmasa

«La grave situación que vive Esmasa es reflejo de la realidad de los siete años de gobierno de despropósitos del Gobierno del David Pérez», ha señalado Miguel González, concejal socialista responsable del área de Limpieza y Consejero de Esmasa, empresa pública de servicios municipales, quien ha explicado que «si esta entidad ha sido un referente en funcionamiento y organización desde que fue creada en un mandato socialista, hoy en día, la gestión de David Pérez ha puesto a esta empresa en una situación insostenible que sufre un desastre organizativo y de gestión que padecen los trabajadores y un caos en la dirección política del Ayuntamiento».

El concejal realizaba estas declaraciones en relación a lo ocurrido ayer tras la celebración de un Consejo de Administración de Esmasa, previo al Pleno, en el que se aprobaban, con los votos a favor del PP y de Ganar Alcorcón, la compra de unos camiones a pesar de no contar con el certificado de existencia de crédito disponible, es decir, de presupuesto económico para ello. «El Grupo Socialista votó en contra de esta propuesta que consideramos que podría agravar la situación contable de la empresa al aprobar un gasto para el que no existe crédito disponible y podría justificar la eliminación de la empresa por parte del PP, al que ya conocemos por su tendencia a liquidar empresas públicas», ha indicado.

González ha explicado que «según un informe económico al que no tuvimos acceso todos los consejeros de la empresa al mismo tiempo, Esmasa tuvo pérdidas de más dos millones de euros el año pasado debido al aumento de gastos y a la insuficiente subvención por parte del Ayuntamiento, encargado de realizar las transferencias económicas para que esta empresa pública realice las encomiendas de gestión que tiene asignadas».

ESMASA: PROBLEMA ORGANIZATIVO Y CAOS EN LA GESTIÓN

Para el edil, «estos datos reflejan el abandono total de la empresa y el desastre de gestión que padece desde que gobierna el PP» tras lo que ha señalado ejemplos ocurridos durante los últimos siete años como que «ha gastado un millón de euros para el mantenimientos de vehículos sin contrato, se ha contratado un renting de vehículos por un plazo de cuatro años que ha supuesto que hemos pagado el doble del valor de éstos y que serán devueltos en unos meses; hemos despedido a dos cargos de confianza porque desconocíamos qué funciones realizaban en la empresa; se ha despedido a otro cargo de confianza que contaba con un expediente disciplinario por no ir a trabajar, mientras el gobierno acusa de absentismo a los trabajadores…».

«Nos encontramos con los peores siete años de historia de Esmasa, una empresa que antes de la llegada de David Pérez realizaba un óptimo e  innovador servicio con contaba con gran aceptación por parte de los vecinos», ha señalado, tras lo que ha explicado que «el problema de Esmasa no se soluciona con la compra de más recursos o camiones: el caos de la empresa viene motivado por el desastre organizativo que padece desde hace años, agravado por la ausencia de presupuestos que faciliten las aportaciones necesarias del Ayuntamiento a Esmasa y por las luchas internas del Grupo Popular».

Según ha señalado, «la situación económica que sufre Esmasa viene derivada del hábito del Presidente del Consejo a gastar más de lo presupuestado a pesar de conocer los balances negativos; algo que resulta sorprendente teniendo en cuenta que es a su vez el Concejal de Hacienda, responsable de aprobar las transferencias que requiere la entidad para no dar esas pérdidas».

«Hace poco conocíamos la existencia de un informe económico que aseguraba que la empresa sufría un desequilibrio patrimonial grave motivada por estos gastos aprobados sin control por parte de un Presidente que, aunque conocía la situación, no informó de ello en el Consejo», ha explicado, «a pesar de esta situación, se aprueba con el apoyo de PP y Ganar Alcorcón una compra de camiones para la empresa sin contar con crédito suficiente. Si la transferencia necesaria del Ayuntamiento a Esmasa no se produjera, se habrá aprobado un gasto inviable que obligará a la presentación de un concurso de acreedores y la consiguiente desaparición de la empresa y despido de sus 400 trabajadores».

Miguel González se ha mostrado rotundo al afirmar que «desde la oposición debemos ejercer con responsabilidad nuestra función de fiscalización y control de la acción de Gobierno y esta responsabilidad exigía no agravar el problema avalando un gasto sin certificación de crédito que, por un lado, no solucionará el problema de Esmasa ya que sufre un caos organizativo desde la dirección; y por otro, podría allanar el camino al PP para la liquidación de la empresa si el Gobierno decide no realizar esta transferencia bajo cualquier excusa: la empresa podría ser declarada en quiebra por pérdidas».

«No hay que olvidar que esta transferencia está sujeta a una modificación presupuestaria aprobada por PP y Ganar ante la que Ciudadanos ha anunciado que presentará un contencioso administrativo por Ciudadanos por lo que no parece que cuente con demasiadas facilidades para que se haga efectivo», ha recordado.

Además, el concejal ha señalado que «el Grupo Socialista, por responsabilidad, ha decidido no apoyar un gasto sujeto a la voluntad de un PP que se ha dedicado a difundir que los trabajadores de Esmasa están realizado una huelga encubierta, a los que acusa de estar permanentemente de baja laboral con 90 trabajadores ausentes en un mismo día -algo que es radicalmente mentira y los informes lo demuestran- y que ha demostrado su tendencia a erradicar cualquier empresa pública de esta ciudad, como ha ocurrido con Emgiasa», ha señalado, «por este motivo, nos sorprende que quien ha denostado la empresa y sus trabajadores ahora alce una supuesta bandera para salvar la empresa y nos sorprende igualmente que pueda contar con el apoyo de algún grupo municipal para ello».

«La aprobación de esta compra de camiones no sólo no mejorará la situación de desastre organizativo que sufre la empresa sino que podría empeorar la situación económica», ha indicado. «Prueba de que se trata de una cuestión de caos en la gestión es que cuando algún medio de comunicación acudió a la ciudad a denunciar la situación de suciedad extrema, los gestores sí parece que ofrecieron voluntad y mayor eficacia para ocultar mediáticamente los escenarios lamentables y deplorables que sufren los vecinos a diario, algo que se repite cuando desde el PSOE hemos anunciado visitas a los diferentes barrios del municipio», ha indicado.

Finalmente, ha señalado que «nuestra trayectoria avala nuestro compromiso: siempre hemos apostado por la empresa pública y hemos trabajado duramente para que funcionara correctamente por este motivo, desde el Grupo Socialista apoyaremos cualquier propuesta que garantice la viabilidad y supervivencia de Esmasa y asegure todos los puestos de trabajo pero también votaremos en contra de todo lo que no cuente con los informes económicos necesarios que pueda facilitar bajo cualquier excusa su eliminación y pongan en riesgo la empresa».

Comparte esta noticia:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*