El Grupo Socialista denuncia la «caótica situación de Esmasa: el Gobierno es incapaz de aprobar una compra de vehículos de limpieza y mantiene la ciudad en un grave estado de dejadez y suciedad»

El Grupo Socialista denuncia la «caótica situación de Esmasa: el Gobierno es incapaz de aprobar una compra de vehículos de limpieza y mantiene la ciudad en un grave estado de dejadez y suciedad»

El Grupo Socialista denuncia la «caótica situación de Esmasa: el Gobierno es incapaz de aprobar una compra de vehículos de limpieza y mantiene la ciudad en un grave estado de dejadez y suciedad»

Miguel A. González señala que «la ciudad sufre un estado deplorable de suciedad y acumulación de basura debido a los siete años de desgobierno e incapacidad de David Pérez»

El Grupo Socialista ha denunciado la «caótica situación de suciedad y los problemas que sufren los vecinos a diario en la recogida de basuras de la ciudad, fiel reflejo de los siete años de desgobierno e incapacidad para la gestión de David Pérez y el Partido Popular», ha destacado Miguel A. González, concejal socialista responsable de esta materia.

Para el edil, «el último capítulo de esta nefasta gestión se ha producido hoy, cuando el Gobierno ha sido incapaz de aprobar unos pliegos para compra de vehículos para la empresa debido a que estos carecían de las garantías necesarias: no contaban con el informe económico preceptivo avalado por la jefa de administración de la empresa que asegurara la disposición del crédito necesario en la compañía para acometer este gasto».

«El PP utiliza los medios institucionales para cargar contra la oposión pero oculta a los vecinos su propia incompetencia: eleva al Consejo de Administración de Esmasa unos pliegos sin garantías legales y sin el rigor y la solidez necesarias para solucionar los problemas y caótica gestión de la empresa», ha indicado.

Igualmente, ha explicado que «los pliegos presentados para esta contratación no recogían en ningún caso la necesidad de compra de vehículos menos contaminantes que los de gasoil; incluso abría la posibilidad de compra de vehículos de segunda mano o antiguos y que llevaran años descatalogados aunque fueran nuevos» y ha añadido que «se trataba de unos pliegos que no recogían las necesidades reales de la empresa, donde no se invierte en sistemas para la limpieza de las aceras y las calles con agua, y donde el número de barredoras  era claramente insuficiente».

González ha señalado que «mientras el PP acusa de su propia incompetencia en la gestión a la oposición, olvida que son los vecinos lo que padecen día tras día la paralización más absoluta de la empresa y el abandono del Gobierno en cuanto a la limpieza y recogida; intentar echar balones fuera y culpar de ello a una oposición que no gestiona, a los trabajadores y los vecinos no es sólo incongruente sino, además, bochornoso y vergonzante».

Siete años de desgobierno y dejadez

Para el edil, «el alcalde lleva siete años ejerciendo una dura política de recortes y malgastando el dinero de dinero de los vecinos, con el consiguiente deterioro permanente de los servicios de limpieza y recogida y de la gestión de la propia Esmasa, la empresa pública de servicios municipales».

González ha destacado diversos ejemplos de la pésima gestión llevada a cabo por el alcalde como «los diversos pagos efectuados a la empresa de mantenimiento de vehículos de ESMASA por valor de más de 1 millón de euros sin contrato o el renting de vehículos aprobado sin mantenimiento de los mismos y que ha conllevado graves consecuencias: en cuatro años hemos pagado casi más de dos millones de euros por encima del valor de los  propios vehículos y en menos de un año debemos devolverlos».

Además, ha recordado que «los vecinos de Alcorcón llevamos siete años sin mantenimiento preventivo de islas ecológicas y con escasos recursos para sus reparaciones y limpieza por lo que muchas de ellas ha quedado ellas inoperativas por falta de repuestos a pesar del escaso valor de algunos de ellos, ya que apenas valen 10 euros».

González ha recordado que «prueba de que ni el propio Gobierno valida su propia gestión es que no ha votado a favor de sus propias cuentas anuales sino que se ha abstenido, lo que expresa claramente no sólo su incapacidad sino la grave crisis interna quien vive el partido popular de Alcorcón».

Los culpables: trabajadores, oposición y vecinos, según el alcalde

Sin embargo, lo más grave, según el concejal es que «el gobierno intenta ocultar su incompetencia manifiesta durante estos siete años que han generado un serio perjuicio a la empresa y, en lugar de asumir su responsabilidad, culpa de esta situación a la oposición, a los trabajadores y los vecinos. Es bochornoso».

«Mientras el alcalde hace gala de su incompetencia, en Alcorcón sufrimos islas ecológicas que llevan más de un año inoperativas, que ni siquiera se abren debido a la suciedad acumulada, cómo la única solución por parte del Gobierno es instalar un cubo -que siempre está lleno- junto a la isleta rota, cómo los contenedores de vidrio de la empresa de recogida subcontratada rebosan con residuos sin recoger -incumpliendo claramente el contrato- y cómo las pocas veces que son recogidos se realiza a través de vehículos inapropiados que vierten los líquidos a la calle a pesar de que está prohibido».

González ha señalado que «el Gobierno culpa igualmente a los trabajadores por su ‘alto absentismo laboral’, algo que sorprende ya que jamás ha planteado ese supuesto problema en el Consejo de Administración», tras lo que ha indicado que «los únicos casos de absentismo que han sido tratados en el consejo corresponden a los propios cargos de confianza del Partido Popular, los cuales no acudían a su puesto de trabajo y cuyas funciones se desconocían».

En este sentido ha recordado que «de hecho, algunos de ellos fueron despedidos por este motivo aunque hay que recordar el espectáculo bochornoso que ofrecieron determinados concejales del PP que fueron a declarar al juicio por su despido para justificar sus ausencias, provocando la improcedencia del mismo».

«En definitiva, los vecinos y vecinas de Alcorcón tendrán que seguir sufriendo los problemas  de suciedad con la incapacidad para gestionar la empresa pública de limpieza por culpa única y exclusivamente del Gobierno, que debería buscar soluciones en lugar de culpar a los trabajadores y a los vecinos de su propia incompetencia», ha subrayado.

Comparte esta noticia:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*