El Gobierno mira para otro lado mientras se celebran eventos sin licencia municipal en los que participan cientos de personas

El Gobierno mira para otro lado mientras se celebran eventos sin licencia municipal en los que participan cientos de personas

El Gobierno mira para otro lado mientras se celebran eventos sin licencia municipal en los que participan cientos de personas

La concejala socialista se ha preguntado por qué el Ayuntamiento no sanciona a una empresa que celebra eventos y bodas de forma ilícita.

«No entendemos por qué el Gobierno permanece impasible mientras se desarrollan actividades ilícitas en Alcorcón», ha señalado la concejala responsable en materia de Urbanismo y Medio Ambiente, Balbina Fernández, quien ha explicado que dentro la Finca ‘Yeguada Rosales’ ubicada en los terrenos de la parte norte del término municipal de Alcorcón -zona cercana a la ubicación del fallido Eurovegas- «se están celebrando bodas sin licencia municipal en una zona de explotación de centros hípicos».

Por este motivo, ha señalado que «desde el Grupo Municipal Socialista queremos denunciar no sólo la realización de actividades sin licencia supone un grave perjuicio económico al Ayuntamiento sino además un trato discriminatorio por parte del Gobierno respecto al resto de actividades empresariales de la ciudad cuya actividad sí esté legalizada».

Pero, para la concejala, lo más sorprendente es que «el Gobierno no haya movido ni un sólo dedo para evitar que se sigan realizando estos eventos sin la licencia municipal pertinente. ¿Por qué no ha intentado sancionar y suspender este tipo de actividades? ¿Por qué no ejerce  su responsabilidad de velar por la legalidad de las actividades empresariales que se realizan en la ciudad?».

DOS SOLICITUDES DE LICENCIA DENEGADAS POR EL AYUNTAMIENTO

Esta situación irregular se remonta al año pasado, según ha explicado Balbina Fernández , «los técnicos municipales del Ayuntamiento han denegado hasta en dos ocasiones la solicitud de instalación de actividad de declaración responsable presentadas por dicha empresa, en noviembre de 2014 y en enero de 2015».

La  denegación de la licencia se ha basado en ambas ocasiones al impacto ambiental ocasionado al realizar dichos eventos al tratarse de una finca de especial valor paisajístico: la empresa ha solicitado la licencia para celebrar actos sociales para un máximo de 300 personas así como para instalar un aparcamiento para al menos 200 personas con previsión de transporte colectivo. Sorprenden algunas cuestiones en la instalación: el suministro eléctrico -que se realiza través de generadores-, la red de saneamiento  a través de fosas sépticas al no estar conectada la finca a la red de agua, o un total de 13 cabinas en los lavabos para un total de 300 personas y 10 empleados.

Tras ambas denegaciones, se ha solicitado su autorización a la Comunidad de Madrid para aprovechar un resquicio legal de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de 2012: apela a la posibilidad que permite  de otorgar estas licencias para  celebración de actos sociales y eventos familiares para favorecer supuestamente el desarrollo rural y sostenible.

«No obstante, a pesar de haber sido denegada dicha licencia de forma reiterada y permanecer a la espera de qué determina la Comunidad de Madrid, esta empresa continua con su actividad sin que el Ayuntamiento haya abierto ningún expediente de clausura», ha señalado, «somos conocedores de que desde la Concejalía de Urbanismo ya se les ha advertido que se abstengan de realizar dicha actividad hasta contar con autorización porque de lo contrario se adoptarán medidas sancionadoras y de legalidad urbanística, pero por el momento no se les ha aplicado ninguna, aunque desconocemos el motivo».

«La realidad es que en Alcorcón se están desarrollando eventos, en los que participan cientos de personas, sin la debida licencia administrativa que revise las condiciones higiénicas de alimentos del saneamiento de agua de la electricidad y en una zona además de especial valor ambiental y todo ello, mientras el Ayuntamiento permanece de brazos cruzados generando un perjuicio económico y un agravio comparativo ante el resto de empresarios que sí cumplen las normativas», ha subrayado, tras lo que ha recordado que esta situación también ha sido denunciada al Ayuntamiento por la Asociación Madrileña de Empresarios de Restauración y por la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid.

Comparte esta noticia:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*