«El alcalde demostró en el Pleno su carácter retrógrado e intolerante al calificar las medidas a favor del laicismo educativo como una ‘persecución ideológica'»

«El alcalde demostró en el Pleno su carácter retrógrado e intolerante al calificar las medidas a favor del laicismo educativo como una ‘persecución ideológica'»

«El alcalde demostró en el Pleno su carácter retrógrado e intolerante al calificar las medidas a favor del laicismo educativo como una ‘persecución ideológica'»

«Para los socialistas, la educación siempre ha sido nuestra seña de identidad. Sin una buena educación, un país no tiene futuro y por eso ha sido el principio inspirador de nuestras políticas», ha señalado la concejala socialista responsable en esta materia, Virginia Aranda, quien ha recordado que «de hecho, fue un Gobierno socialista quien llevó a la práctica el derecho fundamental a la educación y la hizo gratuita, universal y de calidad».

La concejala realizaba estas declaraciones en relación a las afirmaciones efectuadas por el alcalde durante el último Pleno en el que calificó el laicismo como una ‘persecución religiosa’ y las medidas educativas anunciadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para modificar algunos artículos de la LOMCE como una ‘alarma, una amenaza y un ataque a las familias propios de una izquierda sectaria’.

LA EDUCACIÓN, BUQUE INSIGNIA DEL PSOE

Igualmente, ha recordado que «para lograr ese objetivo era imprescindible crear una red de centros que pudieran cubrir esta necesidad y las plazas escolares, mediante los centros públicos y los conciertos con centros privados existentes para poder universalizar la educación» y por este motivo ha criticado que el PP «con la existencia de 3.500 centros concertados, afirme que esta educación está amenazada; es precisamente la educación pública, tras los años de gobierno del PP y la LOMCE, la que está amenazada y está en las calles manifestándose para recuperar los recursos y derechos perdidos y reclamando una educación pública de calidad».

En este sentido, ha mostrado sus sorpresa por la propuesta elevada al Pleno por parte del alcalde que ha calificado como «extemporánea, inapropiada e inconveniente» ya que incluye premisas falsas como que es la educación concertada la que garantiza el derecho a la constitución», por lo que ha añadido que «la constitución, y el derecho a la educación por el que vela, es precisamente la clave que garantiza la libertad de enseñanza».

Igualmente ha criticado que el PP «se atreva a instar al Gobierno central a impulsa un pacto de estado: hemos sido los socialistas quienes hemos apostado siempre en este sentido y sorprende que realice estas afirmaciones un partido que aprobó la LOMCE, la ley que menos acuerdos ha concitado en la historia de nuestro país».

«‘Persecución ideológica’ es imponer a las maestras de un colegio concertado que lleven la falda por debajo de la rodilla, que no utilicen sandalias, que un centro concertado segregue niños y niñas a los que imparte actividades diferenciadas en función del sexo, que un director escriba una carta en las que hace manifestaciones homófobas e islamófobas con sanción incluida por parte de la inspección educativa por parte de la Comunidad de Madrid, que un alcalde afirme que unas mujeres que ejercen libremente su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo sean ‘salas de exterminio’,  que se diga que las mujeres feministas somos ‘frustradas y amargadas…'», ha indicado.

«Apostamos por una educación inclusiva donde quepan todos y que se impartan todos los modelos, no atacamos ni a la educación privada ni concertada: en nuestro ideario defendemos una educación pública que es la que mejor garantiza la igualdad de oportunidades», ha indicado, tras lo que ha recordado que «en Europa el 80% del alumnado ocupa plazas públicas mientras que en España esta cifra es del 60% donde además el 60% de los colegios concertados está en manos de la iglesia católica», ha subrayado.

Finalmente, ha señalado que «la situación de la educación requería de medidas urgentes y el Gobierno central ha apostado por modificar algunos artículos de la ley actual porque nuestro modelo educativo es distinto: una educación pública, gratuita y de calidad» tras lo que ha señalado que «los argumentos del alcalde contra esta modificación basada en los principios de libertad e igualdad tan sólo son fruto de su carácter retrógrado e intolerante y buscan, de nuevo, tergiversar y difamar frente a la comunidad educativa».

Comparte esta noticia:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*