Carta abierta de Natalia de Andres sobre el alcalde machista de Alcorcón

Carta abierta de Natalia de Andres sobre el alcalde machista de Alcorcón

Carta abierta de Natalia de Andres sobre el alcalde machista de Alcorcón

Nuestra ciudad se ha convertido durante esta última semana en triste protagonista en los medios de comunicación nacionales e internacionales por un hecho lamentable: las reprobables declaraciones contra las mujeres y el movimiento feminista por parte de quien aún ejerce de alcalde a pesar del rechazo mayoritario de la población. El carácter intolerante de David Pérez -que los vecinos de Alcorcón ya conocíamos- ha salido a la luz pública: hoy todo el país conoce el pensamiento retrógrado de nuestro regidor. Pero esta cobertura mediática no sólo ha permitido que su intolerancia haya quedado al descubierto: también hemos podido comprobar de primera mano su cobardía para reconocer abiertamente estos planteamientos ideológicos y su falta de escrúpulos para mentir de forma descarada.

Durante estos cinco años al frente de la Alcaldía, los vecinos hemos sido testigos, Pleno tras Pleno, mensaje tras mensaje en redes sociales, de los permanentes ataques e insultos del regidor a vecinos y oposición, de su desenfrenada tendencia a expulsar y multar a los ciudadanos que critican su actitud en la calle y en las sesiones plenaria y de su reaccionaria política. Esta cuestión está fuera de toda subjetividad: comprobar en primera persona esta actitud está al alcance de todos, basta escuchar sus intervenciones e interrupciones permanentes en los Plenos a través del canal municipal de Youtube.

En el primer mandato de Pérez, los socialistas sufrimos un trato despreciable y numerosas campañas injuriosas por parte de un alcalde que día tras día crecía en intolerancia con su mayoría absoluta. En este segundo mandato, y a pesar de perder sustanciales votos en las últimas elecciones y mantener la Alcaldía en minoría -10 concejales del PP frente a 17 de PSOE, Ganar Alcorcón, Ciudadanos e IU-LV- el alcalde, lejos de moderar su actitud y favorecer el diálogo, se ha instalado en la intransigencia como forma de gobernar. Tal es su actitud prepotente que es incapaz de hacer efectivos los acuerdos que desde la oposición mayoritaria impulsamos en beneficio de los vecinos como la gratuidad de libros de texto o diversas iniciativas en materia de igualdad y diversidad. Y todo, porque prioriza su odio a la oposición y sus intereses partidistas por encima del interés general de los alcorconeros.

Ya hemos expresado nuestra opinión ante las intolerables declaraciones del alcalde, pero debemos poner de manifiesto un aspecto claramente: no se trata de unas declaraciones desafortunadas, sacadas de contexto, malinterpretadas o realizadas en un ‘mal día’ del alcalde. David Pérez lleva efectuando este tipo de declaraciones, y muchas otras bastante más graves, contra todo aquel que contraste y critique su ideología retrógrada y extrema. Lo que verdaderamente esconden estas palabras es la verdadera ideología que subyace y que quebranta frontalmente todos los principios democráticos de este país y que tanto nos ha conseguido conseguir a la ciudadanía.

Afirmar que las mujeres son ‘salas de ejecución de niños y niñas’ por el hecho de abortar no es una manifestación fortuita y fruto de la improvisación; identificar el movimiento feminista con la violencia o el derecho la interrupción voluntaria del embarazo de las mujeres, tampoco; como tampoco lo es su negativa al simple hecho de mostrar la bandera arco iris en el balcón del Ayuntamiento de Alcorcón a pesar del acuerdo mayoritario de todos los grupos municipales -excepto el PP- en un Pleno municipal; o incumplir la decisión de que nuestra ciudad se incorpore al Observatorio contra la LGTBIfobia, aprobado por la mayoría de la Corporación. ¿Que justificación puede aportar el alcalde ante estos claros ejemplos de su machismo y homofobia?

No hay que olvidar que no sólo las palabras, sino también las actitudes  han reflejado esta intolerancia en esta ciudad: expulsar a los colectivos de mujeres de la Casa de la Mujer que durante décadas ha servido de impulso a las políticas de igualdad, asociar la Concejalía de Mujer con la Infancia desde el concepto arcaico de que la mujer sólo es mujer si también es madre; eliminar en este área los programas reivindicativos para reducirlos a actividades y cursos de macramé que recuerdan al espíritu de la Sección Femenina… Todas estas actitudes representan una ideología y un pensamiento intolerante más propio de hace décadas cuando desgraciadamente aún no se habían consolidado mediante leyes los derechos de las mujeres, la diversidad y la igualdad. No podemos tolerar que el alcalde haga tambalear estos cimientos a favor de la libertad.

Tras la polémica, Pérez pretende escudarse en una falsa imagen de víctima y escudarse en la libertad de expresión del individuo. Desde aquí lanzamos un mensaje bien claro al regidor: la libertad de expresión no es una carta blanca para usted, alcalde, afortunadamente tiene un límite definido por la propia Constitución Española: el cumplimiento de los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos. David Pérez, el problema no radica en si usted puede pensar o no lo que considere oportuno sino en que como representante político e institucional no puede expresar este tipo de manifestaciones que se oponen de forma radical a los derechos que figuran en la Carta Magna.

Considerar que las mujeres son ‘salas de ejecución’ no sólo no es ético sino que es ilegal porque está usted acusando a miles de mujeres -de ideología progresista o conservadora, no lo olvide- de un grave delito, el asesinato y el genocidio, tal y como usted afirma; no defender los valores de diversidad y respeto al colectivo LGTBI no es una cuestión de ideología, sino de respeto a los valores constitucionales y leyes aprobadas por la mayoría de los representantes políticos del país.

Igualmente, le exigimos que deje de insultar de una vez la inteligencia de los ciudadanos: afirmar ‘soy feminista como el que más’, utilizar toda clase de circunloquios y eufemismos para intentar ocultar su retrógrada ideología no sólo ofende de nuevo a los vecinos, al propio movimiento ‘feminista’ y a la opinión pública, sino que demuestra una vez más su verdadero carácter: un alcalde cobarde cuya ‘incontinencia verbal’ deja continuamente su arcaico pensamiento al descubierto. Nosotros ya lo conocíamos pero ahora afortunadamente lo sabe todo el país.

Señor Pérez, sea usted valiente y no se escude en la ‘teoría de la conspiración’ ni en la falsa defensa de la libertad de expresión: rectifique o reafirme lo que opina: ¿Cree usted, sí o no, que las mujeres son’ salas de ejecución’? ¿Cree, sí o no, que el colectivo LGTBI debe tener distintos derechos que el resto de ciudadanos? Sabemos que sus respuestas son afirmativas a ambas cuestiones y por ello consideramos que usted no puede ostentar la Alcaldía de nuestro municipio.

Los alcorconeros exigen que sus representantes defiendan los valores constitucionales y a todos los ciudadanos independientemente de su sexo y condición sexual. Por este y muchos otros motivos, le hemos reprobado por ‘machista’ y por ‘homófobo’. Por este y muchos otros motivos, demandamos a los dirigentes del PP que manifiesten si quieren mantener en el cargo a un alcalde de estas características. Y precisamente por este motivo tampoco nos sorprende que compañeros y sobre todo compañeras -algunas muy relevantes en la política madrileña y supuestas ‘maestras políticas’- no hayan mostrado ningún tipo de apoyo público a su persona. Todas ellas saben que no se trata de un hecho puntual ni de unas declaraciones fortuitas: le conocen tanto como los alcorconeros que llevamos cinco años escuchando sus desmanes en el Pleno municipal.

Un video viral le ha quitado la careta ante todo el país y no se confunda: no basta con pedir disculpas por unas declaraciones porque su ideología ultraconservadora le inhabilita como representante y regidor de una ciudad cuyos vecinos exigen derechos y libertades, responsabilidad y rigor, tolerancia y respeto, desde las instituciones. Pero lo que es aún más importante, está favoreciendo que todo lo que hemos denunciado desde hace años, como posibles relaciones con empresas vinculadas con la Operación Púnica, junto a otras informaciones sobre la cuestionada trayectoria políticas de miembros de su familia o los sus posibles impagos de impuestos, salga a la luz pública. ¿Va a permanecer callado ante estas informaciones?

Además, desde esta carta, exigimos a la señora Cifuentes a que, como máxima representante de la Comunidad de Madrid y del PP de Madrid a que no justifique su pasividad ante estas graves acusaciones por el hecho de que se haya disculpado, porque toda la ciudadanía es consciente de que las supuestas disculpas no lo son en realidad y le recomendamos que reflexione y que responda a la mayoritaria demanda de los vecinos y vecinas de Alcorcón acordada en Pleno y le exija a usted, señor Pérez, que abandone todos sus cargos.

Desde aquí, reiteramos y advertimos: tenemos la firme intención de utilizar todas las herramientas democráticas para que esta Alcaldía deje de estar dirigida de una vez por un machista porque la mayoría de los ciudadanos así nos lo exige con toda la legitimidad posible. Y por ello, invito a todas las mujeres y hombres que defienden la igualdad a que acudan a la manifestación que convocamos junto a otros grupos municipales para este sábado 17 de diciembre a las 18 horas: porque no podemos tolerar que existan machistas en las instituciones.

Comparte esta noticia:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*