El alcalde, reprobado en el Pleno Municipal por no ejecutar los acuerdos en materia LGTBI en Alcorcón

El alcalde, reprobado en el Pleno Municipal por no ejecutar los acuerdos en materia LGTBI en Alcorcón

El Pleno Municipal reprueba al alcalde, ausente junto a todo su Gobierno durante el debate, por no ejecutar los acuerdos en materia LGTBI en Alcorcón

El PP huye de forma deliberada de la sesión plenaria para evitar votar una moción a favor de la diversidad y los derechos y libertades del colectivo LGTBI

«La actitud del alcalde y los miembros del Gobierno de hoy ha sido la más cobarde y bochornosa de la historia de esta ciudad: ausentarse del debate y votación de una moción impulsada en defensa del colectivo LGTBI y para exigir que todos y cada uno de los acuerdos aprobados en este ámbito por la mayoría social representada en el Pleno municipal refleja claramente el intolerable talante de un alcalde que se niega de forma expresa a defender la igualdad y la diversidad», ha señalado Natalia de Andrés.

La portavoz ha señalado que «el hecho de que el máximo representante de la ciudad de Alcorcón se ausente de forma deliberada – tal y como ha confirmado la única concejala del PP, Susana Mozo, que ha permanecido en el Pleno para efectuar una única y deplorable primera intervención para abandonar la sesión- implica que manifiesta públicamente que no defiende los derechos y libertades reflejados en la constitución y en la legislación vigente».

Para la portavoz, «no es de extrañar esta actitud puesto que ya es conocido que se ausentó de su puesto como diputado regional durante la votación a favor de la Ley LGTBI para evitar votar a favor según determinó el PP de Madrid encabezado por Cifuentes: se trata de una actitud claramente antidemocrática, intolerante y retrógrada».

LGTBIDe Andrés ha lamentado igualmente las palabras de la concejala Susana Mozo al señalar que el PSOE quería «achuchar» a los colectivos LGTBI al PP -en referencia al colectivo Arcópoli presente en la sala junto a diversos diputados socialistas regionales, entre ellos, Carla Antonelli y Reyes Maroto– reiterando una vez más la conocida falta de respeto manifiesta y habitual de esta edil en este sentido: en el Pleno pasado ya calificó a este colectivo de «intolerante» y excusó su negativa a votar a favor de la propuesta para instalar la bandera arco iris en el balcón del Ayuntamiento con motivo de la celebración del Orgullo LGTBI y a incentivar medidas a favor de la diversidad porque el colectivo «ya estaba siendo atendido por los Servicios Sociales».

«No podemos tolerar que este tipo de manifestaciones se realicen en la que es la máxima institución democrática de esta ciudad pero lo que resulta claramente indignante es que el alcalde y todo el Gobierno se ausente de forma deliberada del mismo para evitar votar una moción a favor de los derechos y libertades de ciudadanos tal y como ampara la Constitución y que se niega a poner en marcha los acuerdos aprobados en este ámbito, tan solo por el hecho de que no está de acuerdo con la defensa de la diversidad», ha señalado.

Pero para De Andrés, «lo más sorprendente es la doble moral de un alcalde que agachó la cabeza ante un Adelson que prometía repetir en Alcorcón el modelo de Las Vegas – asociado al juego, prostitución, actividades de dudosa legalidad…- en Alcorcón , con Eurovegas, pero se indigna, abandona su puesto, se niega a votar y se echa las manos a la cabeza cuando se trata de hablar de derechos y libertades de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales porque, según afirma, ‘defiende sus principios’. ¿Qué tipo de principios mantiene un alcalde que abogó por traer aquí un proyecto de estas características y se niega a defender los valores constitucionales?».

La portavoz ha indicado que «por todas estas actitudes retrógradas hemos presentado esta moción que exige al alcalde el cumplimiento de sus funciones como alcalde con el fin de que deje de confundir institución con Gobierno, un alcalde que ha sido reprobado por el Pleno Municipal, representación de la mayoría social de esta ciudad, por su intolerancia y falta de respeto». La moción de hoy ha sido aprobada por 15 votos a favor y 2 en contra: tan sólo dos concejalas del PP han votado esta propuesta mientras el resto del Gobierno permanecía fuera para evitar mostrar su rechazo a esta moción. Es decir, sólo dos ediles han votado en contra de que el alcalde fuera reprobado en el Pleno Municipal.

Finalmente, ha exigido al alcalde «un cambio de actitud: su reiterada reprobación en el Pleno debería hacerle recapacitar y reflexionar sobre si su papel de alcalde está siendo ejercida con la corrección, responsabilidad y equidad que requiere este cargo», tras lo que ha añadido que «el bochornoso comportamiento de hoy del alcalde y sus compañeros de Gobierno ha puesto de manifiesto qué tipo de gobernantes dirigen una ciudad cada vez más abandonada y más lejos de los valores de los que hace cinco años fue referente».

Comparte esta noticia:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*